martes, 16 de abril de 2013

Enganchado a las Ciencias

Hola a todos,

Sí, ya estamos a mitad de Abril, como quien dice, pero como Papi es como es, pues ahora se acuerda de que todavía nos faltaba por hablar del regalo más chuli y guay que me trajeron los Reyes Magos las pasadas Navidades...

¡Un carnet de socio para el Parque de las Ciencias de Granada! ¡Para mí y para todos! Si es que nos gusta mucho, y de un tiempo a esta parte hemos encontrado un pasatiempo genial en pasar allí el día. Con todas las cosas que puedes hacer allí.


A mí lo que me gusta es posar junto a mi amigo Albert, como aquí. ¿Veis qué contentos estamos, y qué ganas tenemos de aprender?


Al Hermanito también lo hemos apuntado, claro. Pero él es un bebé, así que por ahora poco puede hacer allí aparte de mirarlo todo con mucha atención. Y, bueno, lo suyo: comer, dormir y ensuciar el pañal.

Pero cuando sea un poco mayor (o medio, como digo yo), ya veréis qué bien nos lo vamos a pasar.


Y es que en el Parque de las Ciencias tienes un montón de juegos y actividades con los que entretenerte y aprender. Como éste de las formas, colores y tamaños. Yo ya me lo paso con los ojos cerrados, pero anda que no es divertido, ni nada.


O como el juego que tienen en el Desván de hacer laberintos con unos cubos de madera. ¡Y luego puedes hacer un circuito para que pase la bola! ¡Una chulada!


Y es que en el Parque de las Ciencias nunca te aburres, siempre tienes algo que hacer, o algo nuevo que aprender. Ya os iremos contando las aventuras más interesantes que corramos, tranquilos.


Y aquí os dejo, mientras me preparo para un recital a piano con unos buenos amigos, y os emplazo hasta la próxima visita, que será muy pronto. Ya os puedo decir que prácticamente hemos amortizado el carnet. ¡Nos hemos hecho unos viciosos del Parque de las Ciencias!

Besos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario