domingo, 10 de marzo de 2013

El pajarico

¡Hola a todos!

Seguimos con las reposiciones en el blog, y hoy os vengo a contar el día que nos encontramos un pajarico en el parterre de la escalera. Así de paso veis lo bonico que se ha ido quedando desde que lo hicimos, como vimos el otro día.


Pues resulta que un día nos encontramos un pajarico chico que no podía volar bien, y que se escondía entre las flores. ¿Lo veis? ¡Qué bonico!


Hacía "pii, piii, piiii", llamando a sus padres para que vinieran a darle de comer. Así que lo dejamos tranquilo, después de admirarlo un rato, y al final vinieron sus padres y se pudo ir volando con ellos. Lo vimos un ratico, pero fue una bonita experiencia.

Muchos besos.

1 comentario:

  1. Qué ternura! :) Me ha encantado este post... y el salto generacional, ecologically-friendly... recuerdo otros tiempos en que no dejabamos que vinieran los papas del pajarito a por él y nos no adoptabamos "antinaturalmente" :(
    Ángel ha resultado más bondadoso :)

    ResponderEliminar