sábado, 23 de febrero de 2013

Llegamos a los dos meses

Hola gente, ¿qué os contáis?

Soy yo, Álvaro, el Hermanito. Aquí estamos, que casi se nos pasa contaros que hoy celebramos mis primeros dos meses.


¡Y tan a gustito! ¿Eh? ¿A que no sabéis qué? ¡Ya puedo andar!


¡Que noooo! ¡Que es broma! ¿Es que no véis cómo me sujeta Mami? ¿Cómo voy a andar con dos meses que tengo solamente? Si es que los creéis todo...

Lo que sí me gusta es fijarme en las cosas. Como con los peces, que son superchulos. ¿Los véis?


Bueno, pues nada, que simplemente quería contaros eso. Que otro día nos vemos.


Besotes a todos y que seáis buenos.

martes, 19 de febrero de 2013

Feliz Santo, Hermanito!

¡Hola a todos!

Aquí el Hermanito Álvaro, retransmitiendo desde el blog. ¿Sabéis qué?


Hoy, 19 de febrero, es... ¡mi Santo! ¡San Álvaro! Os dejaría aquí una lista de todos los acontecimientos importantes que se celebran en tal día como hoy, pero... ¿para qué tenemos la Wikipedia? Y además, sé bien que lo que queréis es ver fotos. Fotos y más fotos. Pues ea, sea.


Aquí me tenéis con Papi, sentado en su barrigota. Bien cómodo que estaba ese día, ya me véis.


De estar cómodos sabemos un rato el Hermano y yo. Ahora con el frío, nada como estar tapaditos y calentitos con una manta mientras vemos los dibujos de la tele. ¡Nos gustan mucho!


Mientras tanto, el tiempo pasa, y si hoy es mi Santo, dentro de unos días cumpliré también los dos meses. ¡Qué contentos estamos y qué bien lo pasamos!


Seguramente nos vayamos por ahí a celebrarlo, nos vestiremos guapos y... ¡hala, a disfrutar! Me lo paso muy bien con Mami, Papi y el Hermano.


Pues nada, eso, que quería contaros cómo va todo aprovechando este día especial. Nos vemos otro rato, ¿vale? Yo voy a seguir a lo mío...

Besotes.

lunes, 18 de febrero de 2013

Una de pelones

¡Hola! ¿Qué pasa?

Aquí estamos, otra vez de lunes.


Y pasándolo bien, tan ricamente.


A disfrutar de la semana, ¿vale?


Besotes a todos.

lunes, 11 de febrero de 2013

Lunes feos

Hay lunes, como el de hoy, en el que cuesta levantarse y en el que faltan motivos para ser feliz y afrontar la dura semana que viene detrás.

Es por eso que, más que otras veces, necesitamos sonrisas. Sonrisas de niños. Muchas, muchas sonrisas.



Y que nos den fuerzas para aguantar la semana.

Besos a todos.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Cuando llegaron los Reyes Magos (I)

¡Hola a todos!

Un poco tarde (esta vez sólo un mes tarde), pero a ver si hablamos de los regalos. De los regalos de Los Reyes Magos. ¡Bien!

Como estas Navidades el hermanito estaba un poco chico para viajar, les pedimos el favor a los abuelos de Úbeda para que vinieran a casa a visitarnos y, de paso, si los Reyes Magos les habían dejado algún regalo allí para nosotros, que se acordaran de traerlos.

Y tan contentos.


Una montaña de regalos, que había, nada más y nada menos.


Aunque el abuelo Pedro no les hacía mucho caso, porque estaba más pendiente del hermanito.


Los Reyes Magos nos trajeron un montón de regalos que nos venían de miedo, como ropa chula para vestirse, y muchos pañales para el hermanito. Es que se hace mucha caca.


Pero también nos trajeron regalos muy chulos. Y muy grandes a juzgar por las cajas.


¡Un tren! ¡De los de verdad! Bueno, de los de verdad, de los de juguete, que andan a pilas sobre las vías.


Qué chulo, mirad. Aquí abajo estoy montándolo con el tito Migue. Pues no corría el tren, ni nada.


Al Hermanito también le trajeron muñequitos. Y esas cosas con las que juegan los bebés. Es que es muy chico todavía para juguetes grandes. Pero ya le dejaré jugar si eso cuando sea mayor.


Pero el regalo que más me gustó aquel día fue, ¡el Patinete! ¡Madre mía! ¡Qué carreras!


Pues sí, este año nos hemos debido de portar muy bien porque los Reyes Magos nos han traído muchos regalos. Y eso que todavía faltaba algún otro por llegar.

Pero eso ya os lo cuento otro día, ¿vale?

Besotes.

lunes, 4 de febrero de 2013

El osito que no anda

Hola a todos,

¡Qué frío hace! ¡Hace tanto frío que nos tenemos que abrigar hasta en casa! Por eso el Hermanito va tan cubierto, para que no se resfríe. ¡Parece un osito!


Como el de la canción, el osito que no anda. Pero bien a gustito que está. Y aprovechamos las tardes para que Mami nos lea cuentos.


(Nota para el abuelo: Mami nos está leyendo el cuento de la Cenicienta, y las hermanastras y la madrastra son muy, muy malas, pero eso estamos tan serios y enfadados, porque le hacen mucho sufrir a Cenicienta).

Besotes a todos.