miércoles, 26 de septiembre de 2012

El monstruo malo

Hola a todos,

A ver si vamos cogiendo otra vez el ritmo en el blog. Hoy os voy a contar una historia de susto y miedo que me pasó el otro día, en verano, estando con Papi.


Pues es que resulta que estábamos los dos tan contentos jugando cuando, de pronto, Papi se convirtió en... ¡el Monstruo Malo de las Patatas! ¡Ay, que me atrapa!


Y pasó lo que tenía que pasar. Que al final yo también me transformé en... ¡el Otro Monstruo Malo de las Patatas! ¡Uh, qué susto!


Lo que viene a demostrar un poco eso de "de tal palo, tal astilla". Y que Papi tampoco se puede enfadar mucho conmigo porque, por lo que cuentan, él era como yo o peor de trasto cuando tenía mi edad. ¡Ji, ji, ji!

Besotes.

1 comentario: