lunes, 20 de junio de 2011

¡Ca-caca-cambio!

¡Hola guapos!

Ya pensabais que se me había olvidado que estamos a lunes, ¿eh? Y todavía queda un poquito para poder disfrutar de las vacaciones, aunque el verano ya se haga notar. Así que aquí estoy yo para animaros la semana con una de mis sonrisas.


Una semana en la que yo también voy a necesitar ánimos, ¿eh?

Y es que son muchos los cambios que estoy afrontando en tan poco tiempo. La cuna ya ha quedado atrás, es cosa del pasado. Ahora duermo en mi cama, como los niños grandes.

¿La trona? También es para bebés, yo ya como en mi mesita, sentado en mi sillita, como podéis comprobar en la foto. Como los niños grandes.

Y, también como los niños grandes, va siendo hora de afrontar responsabilidades y dejar a un lado el pañal del bebé. Y esto ya me está costando un poquito más, ¿eh? Pero no os preocupeis, que yo soy como soy, y no me voy a dejar amilanar por algo así. ¡Ya mismito estoy haciendo el pipí y la caca en mi pequeño váter! ¡Ya veréis! (Bueno, dice Papi que igual no hace falta que pongamos foto, que con que os lo cuente es suficiente. Y para que lo diga él, con lo que le gusta la escatología a veces).

Como dice la canción de David Bowie, estoy pasando por muchos cambios. Ya os los iré contando.

Besotes a todos.

sábado, 18 de junio de 2011

Evolución

Hola a todos,

Sí, ya sé que últimamente empiezo siempre igual, con que si tenemos esto muy desactualizado, que si hay que darle a Papi un toque para que os cuente más cosas... En fin, que se me acaban las excusas.



Pero como es importante dar señales de vida y hacerse eco de los eventos realmente importantes, aquí vamos, sin perjuicio de que luego os ponga al día de otras cosillas de estos meses pasados.

Y es que hoy comienza... ¡La Operación Pañal! Un evento sin precedentes (por lo que a mí respecta, claro) en el que dejar atrás el pañal y alcanzar el nivel de "Niño Grande".

Sí, a Mami y Papi les esperan unos días de cambiarme constantemente de ropa, de fregar suelos... pero al final lo conseguiremos. ¡Claro que sí!

Hoy... ¡me hago mayor! Mañana... ¡os lo contaré con más detalles!

Besotes.