lunes, 11 de abril de 2011

Pintar sin parar

¡Hola a todos!

¡Y Feliz inicio de semana! Bueno, realmente me sé de unos pocos que no la han empezado con buen pie... Pero bueno, mañana hacemos como si fuera otra vez lunes y ya veréis cómo sale todo mejor. ¡No os preocupéis! ¡Al mal tiempo, buena cara!

Ya iba siendo hora de volver por aquí, ¿verdad? Pues lo vamos a hacer a lo grande, hablandoos de mis últimas peripecias. Y luego ya remontaremos un poco hacia atrás.

Aquí me tenéis, pincel en mano, manos a la obra, dispuesto a crear.


¿Qué cómo me he visto metido en esto?

Resulta que Mami se puso a pintar el otro día, y me dieron ganas de hacerle compañía. Así que, ni corto ni perezoso, dispuse todos mis bártulos y me coloqué a su lado, para aprender de la mejor. La mejor es mi Mami, claro que sí.


Pero como todavía soy muy chico y no domino del todo bien las técnicas, hemos decidido empezar por lo fácil, así que por ahora sólo le doy a las acuarelas. Además, dice Papi que manchan menos.


Además, como veis es muy fácil. Mojas el pincel en agua, lo manchas del color que quieras... ¡y al papel!


Tirado, ¿verdad? Y con este baby "heredado", no hay riesgo de que me manche la ropa (o al menos, se reduce bastante).

En mis otros ratos artísticos libres, también le doy a la técnica de la tiza de color sobre pizarra. Aquí abajo tenéis una muestra, que yo llamo "Selva multicolor vista de frente con matices a rayas". ¿Os gusta? La pizarra me la trajeron los Reyes Magos... :)


Pues ya véis, no es que haya pasado todo este tiempo sin que ocurra nada destacable. En realidad lo que ocurre es que no he parado ni un momento, y Papi no da abasto conmigo.

¡Ah, que se me olvidaba! ¡Que estamos a lunes!


¡Feliz lunes para todos! ¡Besotes!

1 comentario: