martes, 19 de abril de 2011

De paseo tras la lluvia

Hola a todos,

Vaya, se ve que es empezar la Semana Santa y vuelve un poquito de mal tiempo. Pero bueno, como yo digo siempre, al mal tiempo, buena cara.

Así me acuerdo de un domingo por la mañana en el que Papi y yo nos fuimos a pasear al parque.


Como el día anterior había hecho mal tiempo, estaba todo un poco húmedo y desangelado (hasta que llegué yo, claramente). Y muy solitario.


Es una pena, con lo que a mí me gusta jugar con otros niños en los columpios. Qué le vamos a hacer.

Pero lo más chuli de aquel día fue cuando nos encontramos el bichito.


¡Nos encontramos una lombriz, que había salido del subsuelo a pasear un poco y tomar el fresco!

Nos lo pasamos muy bien, viendo cómo se contoneaba para saludarnos. Y pensar que hay gente a la que le da asco o susto estos bichitos. Pero si son un encanto, y además ayudan a airear el terreno.


Yo, ni corto ni perezoso, estuve un ratito familiarizándome con ella, preguntándole cómo es eso de estar todo el día bajo tierra, haciendo túneles, con lo bien que te lo puedes pasar correteando por ahí. Pero bueno, para gustos, los colores.


Después, nos despedimos muy cortésmente, y dejamos que siguiera su camino, para enterrarse en la tierra blandita.

¡Otro día volveremos para seguir jugando juntos!

Besos a todos.

1 comentario:

  1. Miralo eh! miralo! y como puede ser así...si es que ya sabiamos que era el Kwisatz Haderach! y dominaba al Gusano, la Especia! jur jur jur!

    ResponderEliminar