viernes, 22 de octubre de 2010

Las bolicas de los bares

¡Hola a todos!

Hoy vengo a hablaros de una cosa chulísima. ¡Las máquinas de las bolas de los bares! ¡Son lo mejor del mundo mundial! ¿Cómo es que nadie me había dicho nada de que existían hasta ahora?

Me encantan porque se ven las sorpresas superchulis que tienen dentro, que son juguetes, peloticas, cochecicos… Ya he conseguido que Mami y Papi me compren alguna. Aunque no sé por qué, a veces se rompen un poco al poco de jugar con ellos. Qué poco aguante.

Otras veces son unos juguetes un poco raros los que vienen. Como uno que me compraron este verano, que olía raro y que encima Papi no me dejó jugar nada con él. Al final, nos fuimos del bar y nos lo dejamos allí. Las cosas de Papi…

Pero bueno, no importa, porque da igual dónde vayamos, cuando salimos de paseo, que siempre tienen máquinas de éstas. Y a mí me gusta mucho tener un juguetico para entretenerme mientras me como el potito. ¡A veces, si está alguno de mis Titos, me regalan uno ellos! Eso sí que es tener suerte, ¿eh? Otras veces, Mami me sorprende con alguna bola con el juguete dentro. Es como si fuera magia, porque hay ocasiones en las que ni me doy cuenta de cuándo va a la máquina, me saca la bola y vuelve. Mami es así de especial, y por eso la quiero tanto.
La verdad es que estas máquinas de bolas son la bomba, el mejor invento del mundo mundial. Me encantan.

Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario