domingo, 24 de octubre de 2010

Anoche

Ya llevo una buena racha que duermo casi todas las noches del tirón. Lo único es que hay veces, como anoche, en las que me cuesta un poco más conciliar el sueño. Entonces, como anoche, lloro.

Pero en eso vino Papi y me tomó en brazos, y yo busqué con mi cabeza su hombro para que me sirviera de almohada.

Entonces entró Mami y me tomó la mano. Yo le dije, simplemente: "¿Mami? (¿Eres tú?)".

Después me volvieron a dejar en la cuna, arropadito, y me dormí.

Es por cosas así que quiero tanto a Mami y a Papi.

1 comentario:

  1. y ahora... los demas... lloribiamos de emocion... pero nel tenemos papis ni mamis anymore.

    besos

    ResponderEliminar