lunes, 31 de mayo de 2010

Los coches me encantan

¡Hola a todos!

Hoy que voy a contaros lo que me encantan los coches, Papi va a aprovechar para dar salida a unas cuantas fotos, algunas más recientes y otras menos.

Me encantan los coches, ¿os lo había dicho ya? Es ver un objeto que tiene ruedas y que puede rodarse, o simplemente arrastrarse, y volverme loco.

Y ya si encima es mi tractor verde, ni os cuento. ¡Lo que me ha gustado siempre este juguete!

Y para las Navidades pasadas, la tita Nines me regaló otro coche. Con luces, sonidos y piezas encajables.

¡¡Qué maravilla!!

Al principio no sabía usarlo muy bien, pero poco a poco le he ido cogiendo el truquillo. Y lo tenemos en casa de la abuelita Paquita para poder jugar con él cada vez que voy a visitarla.

Claro, que no se puede vivir de coches de juguete toda la vida. Uno necesita retos mayores. Como un cambión de bomberos, por ejemplo.

Hay uno que me encantan, en el supermercado donde vamos a comprar con Mami y Papi. Siempre que podemos, me monto allí para jugar. A éste no se le pueden girar las ruedas pero... ¡¡tiene dos volantes!! ¡¡Guau!!

Y, por fin, el otro día también estuvimos de paseo y de compras en otro centro comercial cerca de casa, que también tiene dispuestos cochecitos de luces y colores en lugares estratégicos sabiamente escogidos para que los peques como yo no tengamos otra opción que subirnos y jugar en ellos.

¡Anda, sí, Mami! ¡Déjame jugar un poquito más, porfa, porfa, pleeeeaaaseee!



Y con esta sonrisa, os deseo un muy Feliz lunes. Y ya sabéis, ¡aprovechad para jugar con los coches todo lo que podáis!

¡Besos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario