jueves, 6 de mayo de 2010

La lavadora y yo

Hola a todos, guapas y guapos,

¿Sabéis que mientras estuve en Los Palacios y Villafranca con Mami me pasó una cosa muy curiosa?

¡¡Descubrí la lavadora!!

Está muy bien, porque sirve para lavar la ropa y los trapos. Y yo de ensuciar ropa y trapos, ¡sé un rato! Pero lo malo es... ¡el ruido qué hace!

¡Menudo susto que me llevé! ¡Ay, Mami, qué miedo que me dio!

Y es que, desde luego, hay que ver, la de cosas que hay por la casa que hacen ruido, ¿eh? Papi también tenía una hipótesis al respecto, y es que me asusté de la lavadora porque los niños podrían tener una predisposición genética "anti-lavadoras", una repulsión natural frente a estos electrodomésticos. Lo cual explicaría muchas cosas que hacen (más bien, que no hacen, de adultos).

Menos mal que el susto se me fue pronto, y al día siguiente ya me daba igual lo fuerte que sonara la lavadora. Y allí que iba yo, cada vez que la oía, para ver cómo daba vueltas el bombo con la ropa. Qué cosas inventan, hay que ver.

Así que mucho me temo que tendremos que descartar la hipótesis de Papi. Porque lo que es la lavadora, ¡a mí me encanta!

Besos y hasta pronto.

1 comentario:

  1. ay que susto que se llevo el pobre... este papi, siempre a la caza de momentos comprometedores!

    ResponderEliminar