lunes, 25 de enero de 2010

Al día con las sonrisas

¡¡Hola a todos!!

¡Sigo por aquí! Es que Papi ya está haraganeando otra vez, que en vez de tanto trabajar y procastinar (que es una palabra supergorda que Papi se ha aprendido, y que debe ser algo importante, como emplear el tiempo en cosas que de verdad hacen falta, o algo así), debería subir más de mis aventuras al blog. Pero no puede ser, mecachis en la mar... A ver si lo pillo por banda y lo meto en vereda, que se nos acumula el trabajo.

Tanto es así, que hoy que podemos, vamos a aprovechar para subir algunas sonrisas que teníamos pendientes del pasado mes, así ya nos ponemos al día, por lo menos en esto.

Aquí estoy, más contento que unas maracas, en la cuna de viaje que tenemos en Úbeda para cuando nos vamos a dormir a casa de los abuelos. Es chula, ¿eh? Y duermo muy bien en ella, como se puede ver por lo animado que me levanto después.

Otra sonrisa, de una merienda en casa de la tita Bárbara, para celebrar su cumple. Me prestaron una sillita de bebés para poder comer mejor. Pero como podéis comprobar por la foto, yo como igual de bien en todas partes, ji, ji, ji.

Y aquí estamos otra vez en Úbeda, cuando fuimos a visitar a la abuela Petra, porque la operaban. Ya está mucho mejor, porque, claro, como todo el mundo sabe, mis sonrisas son curativas. ¡Podéis comprobarlo cuando queráis!

Además, el tito Migue me regaló una pelota ese día. ¡Qué bien que me lo pasé!

Pues ya está, ¿qué os ha parecido? Le he dicho a Papi que es lo menos que podíamos hacer, después de tener a toda la gente esperando, y el blog sin actualizar. Pero no os preocupéis que todavía nos quedan muchas cosas por contar.

Hasta entonces, ¡feliz semana a todos!

lunes, 18 de enero de 2010

Sonrisas perdidas

¡Hola a todos!

Aquí me tenéis, un lunes más, dispuesto a animaros el inicio de semana con una sonrisa, que no es poco.

Aunque para esta ocasión va a tener que ser una sonrisa del mes pasado, que Papi se reservaba para casos de urgencias.

Y es que, como podéis ver, como en otros posts, en éste también vamos a hablar de comida.

Aquí estoy con Mami, dale que te pego con un pedazo de pan, en una fiesta de cumple a la que nos invitaron a principios de diciembre.

Dale que te pego, dale que te pego... Mi interés por llevarme a la boca y rechupetear cosas de comer tenía su porqué, claro está.

Y es que, una de las cosas que me han dejado estas primeras Navidades han sido... ¡dientes!

¡Dientes, dientes, que es lo que les gusta! O eso decía Papi que decía nosequién.

Peeeeero... la mala noticia es que Papi aún no tiene pruebas fotográficas de mis dos palillas inferiores. No sé cómo se las apaña, pero aún no ha sido capaz de sacarme una foto donde se vean. Vale, de acuerdo, yo tampoco se lo pongo fácil. Lo mismo pasó con mis primeras sonrisas, que a Papi le costó dar con la tecla para pillarme riendo, y ahora, que no paro de reir, lo tiene mascado.

Así que con mis primeros dientes pasará igual, seguramente. Que sepáis que ya están ahí, que uno llegó para Nochebuena, y el otro para los Reyes. Y me harto de roer con ellos, como un ratoncillo. Pero, como reza el título, hasta que Papi consiga la ansiada foto serán eso, sonrisas perdidas.

Besos a todos, y feliz semana.

miércoles, 13 de enero de 2010

8 meses 8

¡Hola a todos!

¿Sabéis qué? Ayer fue mi cumplemeses. No os lo pude contar ayer, porque a Papi le iba regular la conexión, sería por el mal tiempo o vaya usted a saber por qué.


¡8 meses ya! ¡Madre mía! Así dicen Mami y Papi que casi no pueden tirar ya de mí. Pues no les queda nada que pasar... Y es que hay quien piensa que estoy un poco brutote y un pelín bicho.

Rumores, rumores...

De eso nada, con lo apañado que soy yo, y lo contentos que están en el fondo Mami y Papi conmigo. Porque me porto muy bien cuando salimos de paseo, y me pueden llevar a cualquier parte, que nos lo pasamos muy bien todos juntos en familia.

Y ya como un montón. Me gusta sobre todo lo que estén comiendo Mami y Papi en ese momento, me intereso mucho por eso.

Lo cual me viene muy bien para ir probando nuevos sabores y texturas.

Además, que yo les veo a ellos muy contentos cuando comen algunas cosas, así que malas no deben de estar. Y yo, por probar, que no quede.

¡Muchos besos a todos! ¡Hasta pronto!

lunes, 11 de enero de 2010

Lunes de cumpleaños

¡Hola a todos, y feliz lunes!

¿Qué pensábais, que no íbamos a seguir con la costumbre de subir una sonrisa todas las semanas? ¡De eso nada! ¡Que tengo sonrisas de sobra para todos!

¡Y si faltan, me las pinto! ¡No os preocupéis!

Hoy, además de lunes, celebramos un montón de cosas más. Resulta que es el cumple de mi tita Paqui Loli (Auntie Frannie), con la que me lo pasé de pila master estas pasadas Navidades. ¡Y ella también se lo pasó muy bien conmigo! Hasta me ayudaba a tomarme el biberón de la cena, y todo.
¡Hicimos un montón de trastadas juntos! ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Qué divertido! La tita Paqui Loli está ahora trabajando en Nashville, en los EE.UU., pero se vino a pasar las Navidades a casa, así que aprovechamos muy bien estos días de vacaciones.

Y ya mismo la tenemos de vuelta en España, así que ni me va a dar tiempo a echarla de menos ni nada. ¡Viva!
Pero es que además es también el cumpleaños de mi tita prima Paca, que no sólo comparte nombre y fecha de nacimiento (salvando algunos años) con la tita Paqui Loli, sino un montón de buenas aficiones más.

Aquí estamos en casa de la Bisabuela (también comparte nombre con ellas, lo que son las cosas), el pasado día de Nochebuena, antes de la comilona familiar.
¡Feliz cumpleaños a las dos! ¡Bieeeeen!

Y, muy pronto, más detalles sobre mis vacaciones de Navidad. ¡Hasta entonces! ¡Besos a todos, y feliz semana!

domingo, 10 de enero de 2010

Nieve, nieve!

¡Hola a todos! ¡Y Feliz Año Nuevo 2010!

Siento mucho el parón del blog durante las Navidades pero es que, como ya os contaré en otro momento, no tuvimos mucho tiempo de respiro, y eso que básicamente pasamos las Fiestas en las casas de los abuelos, que el tiempo no acompañó mucho, como ya sabéis.

Pero ya os daré buena cuenta de todo lo bien que me lo pasé en estos días pasados, ya veréis.

Hoy estoy muy contento. ¡He visto la nieve por primera vez! Bueno, sí, el otro día también nevó un poquito, pero no tanto ni tan fuerte como hoy. ¡Qué barbaridad!

¡Mirad cómo estaba mi calle! ¡Todo blanco y cubierto de nieve! ¡Qué chulo!

Lo malo es que, claro, con el frío que hacía, no me han dejado salir Mami y Papi a jugar a la calle, porque dicen que soy muy chico todavía.

Así que me he tenido que conformar con ver la nieve desde el cuarto.

Otra vez será, qué le vamos a hacer. Mientras, no me han faltado hoy juguetes para entretenerme, ni tampoco Mami y Papi para estar conmigo.

Así que, bueno, este ha sido mi primer post del año 2010, ahora que estoy a puntito de cumplir los ocho meses. Estad atentos los próximos días para que os cuente todo lo que dieron de sí mis primeras Navidades.
¡Besos a todos! ¡Hasta pronto!