domingo, 6 de diciembre de 2009

¡Susto!

Hay días que está uno tan tranquilo, a su bola, en lo suyo... cuando, de repente, aparece Papi como por arte de magia y ¡zas! ¡Foto!

¡Requeteflash!






Y, vale, que sé que os tenemos que tener surtidos de instantáneas, y que a veces prima más la expontaneidad que el montar un estudio fotográfico para que pose como los niños de Primera Comunión. Pero es que... ¡Jo, Papi, qué sustos me das a veces!



Si es que... no lo puedo perder de vista ni un momento, de verdad...

¡Besotes!

1 comentario:

  1. Así si me gusta :) un monton de fotos de mi babyHor, con lo pelón que es, con esos ojazos! ayyyyyy que pelón!!!

    besos

    ResponderEliminar