viernes, 6 de noviembre de 2009

Alternativas al chupete (III)

¡Hola a todos!

Continuamos contandoos algunas de las alternativas que me ofrecen Mami y Papi cuando no hay forma de meterme el chupete.

Y no es que necesite el chupete porque llore mucho. Yo soy un niño muy bueno y (casi) siempre me porto muy bien. Lo único es que se junta que estoy cuajando los dientes con que estoy en plena fase oral, así que todo lo que me cae en las manos va a parar a la boca. Es que es como mi tercer ojo, no os vayáis a pensar que es cosa de Mami, que me tenga muerto de hambre o algo.

Aunque algunas cosas me gustan más que otras, claro.

Y entre esas cosas, desde luego, se encuentra mi mordedor. Fue mi primer mordedor, me lo compraron mis papis en la farmacia, allá por el mes de agosto, cuando veían que necesitaba "morder" algo. ¡Y qué buena compra!



¡Es que me encanta! Me vuelvo loco con él. Luego me han comprado o regalado otros mordedores, pero en el fondo el que más me gusta es éste. Aunque es también por la "cadena" de bolas de colores con el que me lo dan Mami y Papi. A veces me gusta más morder las bolas que el propio mordedor.
En fin, que por ahora, de chupete poco. Mejor, ¿no?

Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario