miércoles, 30 de septiembre de 2009

Alternativas al chupete (I)

¡Hola a todos!

Me ha dicho Papi que va a comenzar una nueva sección en el blog para contaros mis alternativas al chupete. Se ve que Papi lo considera interesante... ea.

Lo cierto es que ya os he comentado alguna que otra vez que no me gusta demasiado el chupete. Una vez me lo pusieron Papi y Mami porque era de noche, lloraba, y no sabían muy bien qué me pasaba. Desde luego, con eso no solucionaron nada. Lo escupí unos segundos después de que no le encontrara ningún sentido al mismo.

Y es que... ¿me podéis explicar qué gracia tiene chupetear algo que sabe a goma (de hecho, es goma), y a lo que no le puedes sacar ni oficio ni beneficio? Es un rollo...

Más de una vez después lo volvieron a intentar con el chupe... Tentándome con llamativos enganches de color, al final de los cuales se encontraba el consabido chupe.

Me encanta la cadenita. Está hecha de bolitas de madera pintadas de colores chulos. Y en un extremo, hay una cabecita de payaso que me encanta mirar. Y la miro, la miro... una y otra vez.

Pero en el otro extremo... ¡Que no! ¡Que no me convencéis, Papis!

¿Para qué quiero el chupete, si me puedo meter en la boca cosas más chulas e interesantes?

Como, por ejemplo, mis deditos. ¿Véis?

Dicen que, a veces, es peor el remedio que la enfermedad. Pero, por ahora, parece que no es tan malo el que no me guste el chupete, ¿o qué pensáis?

Besos para todos.

1 comentario:

  1. BabyHor de mis entretelas...a mi me gustaba el chupe y luego me lo quitaron cruelmente... era un chupe con un osito!! nunca en la vida he vuelto a ver un chupe más precioso que ese... pero me lo quitaron!! luego me chupe el dedo durante años y mira que bonika que estoy... aunque si que es cierto que es cosa que tiene ud de meterse la mano enteretica en la boca, es harto curiosa.
    Ay! si es que un peguntosillo!!
    que babyHor más collejo!

    besos

    ResponderEliminar