miércoles, 30 de septiembre de 2009

Alternativas al chupete (I)

¡Hola a todos!

Me ha dicho Papi que va a comenzar una nueva sección en el blog para contaros mis alternativas al chupete. Se ve que Papi lo considera interesante... ea.

Lo cierto es que ya os he comentado alguna que otra vez que no me gusta demasiado el chupete. Una vez me lo pusieron Papi y Mami porque era de noche, lloraba, y no sabían muy bien qué me pasaba. Desde luego, con eso no solucionaron nada. Lo escupí unos segundos después de que no le encontrara ningún sentido al mismo.

Y es que... ¿me podéis explicar qué gracia tiene chupetear algo que sabe a goma (de hecho, es goma), y a lo que no le puedes sacar ni oficio ni beneficio? Es un rollo...

Más de una vez después lo volvieron a intentar con el chupe... Tentándome con llamativos enganches de color, al final de los cuales se encontraba el consabido chupe.

Me encanta la cadenita. Está hecha de bolitas de madera pintadas de colores chulos. Y en un extremo, hay una cabecita de payaso que me encanta mirar. Y la miro, la miro... una y otra vez.

Pero en el otro extremo... ¡Que no! ¡Que no me convencéis, Papis!

¿Para qué quiero el chupete, si me puedo meter en la boca cosas más chulas e interesantes?

Como, por ejemplo, mis deditos. ¿Véis?

Dicen que, a veces, es peor el remedio que la enfermedad. Pero, por ahora, parece que no es tan malo el que no me guste el chupete, ¿o qué pensáis?

Besos para todos.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Aunque llueva o haga frío...

Aunque llueva o haga frío... Yo me río :-D

Sí, porque estamos a Lunes, al principio de una nueva semana que, aunque se antoja algo revuelta en cuanto a tiempo (yo estoy esperando al veranillo de San Miguel, pero se ve que estaba dormido y me lo he perdido), promete ser espectacular. Como todas hasta ahora, claro.

Y, total, si corre más aire de la cuenta, ya tengo a Mami y Papi para abrigarme, ¿a que sí?

Besos y feliz semana para todos.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Decisiones, decisiones

¡Hola a todos, amigos!

Como sabéis, la vida es muy dura, porque está llena de decisiones.

Y a veces es muy difícil seguir por un camino u otro.

¿Teta o biberón?
(bueno, yo ahí lo tengo bastante claro, que conste, aunque no le hago ascos al segundo, jiji)

¿Star Wars ó Star Trek?

¿Marvel ó DC?

Bueno, en esos dos últimos aspectos, parece que Papi lo tiene muy claro conmigo...

Pero ya veremos, cuando crezca un poco más, si no le doy un disgusto a Papi. Que yo ya tengo mis propias ideas, y bastante claras, por cierto, jijiji.


Besos a todos.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Lunes pasado por agua

¡Anda! ¡Ya estamos a lunes otra vez!

El verano queda cada vez más atrás, y no digamos las vacaciones, pero... Eso no es motivo para estar tristes, ¿verdad que no?

Haced como yo, y comenzad cada semana con una sonrisa. Y lo de "pasado por agua" del título, que sea porque todavía os podéis dar un bañito en la piscina, y no por la lluvia, ¿vale?

Muchos besotes.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Estrenándome en la piscina

¡Hola a todos!

Con este vídeo sí que por fin terminamos con el prolongado relato de mis vacaciones de este mi primer verano.

¿Creíais que sólo me iba a mojar en mi bautizo? Pues no, nada de eso.

La Tita Bárbara nos invitó a su casa, a la piscina que tenía montada para sus sobrinos, como parte de todo un complejo de atracciones infantiles. Yo soy muy chico todavía para jugar allí, pero el año que viene ya veréis.

Eso sí, aprovechamos que aún hacía buen tiempo por las tardes para estrenarme en eso de nadar. Aquí os dejo este vídeo, con un resumen de lo ocurrido aquella tarde.

Ya os aviso. Es un vídeo especial para abuelas, o sea, para quienes no se cansan de verme. Porque a Papi le quedó un poco largo, fue incapaz de quitar muchas cosas. En fin, avisados estáis. Que lo disfrutéis.

video

El año que viene... ay... el año que viene... Esta piscina no se me resiste, que lo sepáis.

Besos y abrazos y hasta la próxima.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Bromas privadas

Hoy vamos a poner uno de esos posts raros y poco trascendentes que, de vez en cuando, le da por poner a Papi. De esos posts que no entiende ni Perry, debido a que son más bien bromas privadas, que no se encuentran al alcance de todos.

Pues bien. Creedme que lo siento por los demás, pero ésta va para la Auntie Frannie.

Y es que ayer volvíamos por la tarde de comprar en el supermercado, Mami me echó la rebeca por encima para que no me diera frío, y entonces Papi dijo:


¿Y por qué puede ser así?
¡Porque es el
Kwisatz Haderach!





Ale, guapos, hasta pronto.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Bautizo Express, in Extremis

¡Hola a todos!

Bueno, pues por fin casi que nos hemos puesto al día con todas mis aventuras veraniegas. Y es que faltaba una de las cosas más importantes que hicimos, aprovechando que la Tita Paqui Loli pasaba por España. ¡El Bautizo!

Aquí me tenéis, entrenándome duramente para tan remarcable momento...

¡No hay descanso para el guerrero! Después del chapuzón en una piscina que le salió a Mami en una revista, revista la que me pasó la Abuela Paqui a mí, para secarme después.

Lo cierto es que resultó un bautizo algo más accidentado de lo que esperábamos. Nuestra idea inicial era aprovechar que la Tita Paqui Loli estaba por aquí para que hiciera de madrina, junto con el Tito Miguel Ángel.

También habíamos pensado en los titos de Córdoba, nuestros primerísimos anfitriones, pero con la cosa de ser un poquillo ateos (o eso dicen), pues pensamos que no era lo mismo. Realmente da igual, porque los queremos mil a todos.

Finalmente optamos por celebrarlo en Úbeda, para que la familia no tuviera que desplazarse. Tras esto, nos quedaba por fijar la fecha del bautizo. Nos gustaba la idea de que fuera el 1 de agosto, porque además es el santo del Abuelo Alonso, y así teníamos algo más que celebrar. Pero, ay, la Abuela Petra se puso pachucha con la vesícula (hasta tuvo que estar ingresada en el hospital) y no podíamos celebrar el bautizo sin ella. ¡Faltaría más! Así que tuvimos que posponerlo hasta que ella pudiera venir.

Y hete aquí que, por fin, se puede celebrar el martes siguiente. Por la tarde. A última hora, después de la misa y todo, para que todos pudiéramos estar presentes. Aquí están las dos abuelas, tan radiantes.

Fue un auténtico Bautizo Express in Extremis. No sólo lo llevamos a cabo justo la tarde después de que le dieran el alta a la Abuela Petra. Es que además, a la mañana siguiente, las titas Paqui Loli y Carmen se nos iban de viaje a Kenia, nada menos. Pedazo de viaje. Pero eso que lo cuenten ellas, mejor. O sea, que mejor ocasión no íbamos a encontrar. Menos mal que todo salió bien.

Aquí estamos, con los Papis y los Padrinos.

Y la familia, los invitados justos. ¿Para qué necesitábamos más?

Hacemos una pausa en la narración, porque como una imagen vale más que mil palabras, imaginaos lo que vale un vídeo, ¿eh?

video

El acto bautismal en sí, muy bien. Como veis, me puse tupido hasta arriba de agua bendita. Pero ni llorar ni nada, ¿eh? Que yo sé comportarme muy bien, aunque sea tan chico.

¿Veis? Ni me quejo ni nada. Estábamos todos muy contentos, porque era un momento muy importante. Y de nuevo tenemos que agradecer a Don Eusebio que nos diera tantas facilidades para celebrar el bautizo, pese a todos los contratiempos que surgieron sobre la marcha.

Hoy, además, nos vamos a hartar de poner fotos. Porque sí. Porque para empezar esta vez fue la Tita Paqui Loli la encargada de inmortalizar todos estos momentos, cosa que se nota en la calidad de las imágenes, ¿o no?

Así que pasamos a la galería familiar. Aquí, con Papi.

Con la Tita Carmen.

Con el Abuelo Pedro.

Con los Abuelos Paqui y Alonso.

Con la Abuela Petra y la Tita Carmen.

Con los Titos Carmen y Juan.

Y nada, después de la ceremonia, cortita, nos fuimos a cenar por ahí, para celebrarlo. No me negaréis que, después de todo lo que tuvimos que pasar, no nos lo merecíamos, ¿eh?

Pues nada, con esta entrañable estampa familiar os dejamos.

¡Hasta pronto!

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Las tipas locas

¡Hola a todos!

¡Madre mía, madre mía, qué susto que nos llevamos el otro día!


Resulta que el domingo pasado me fui con Mami y Papi a tomarnos unas cañas (bueno, yo no, yo ya iba merendado) con nuestros amigos Juan Pablo y Elena. Estábamos celebrando muchas cosas, entre ellas que yo ya pasaba de los cuatro meses. Y tan a gusto que estábamos.

Pero es que había una tipa rara en una mesa del rincón, así como con un cierto toque siniestro, que no sabías si le hablaba a las paredes o al camarero invisible. Un poco así como que iba a su bola. Y entonces se dio cuenta de que yo estaba por allí, porque aunque esté feo decirlo, siendo yo es difícil no ir llamando la atención.

Aquí ha hecho Papi un boceto en plan retrato robot de la individua. Así de rara y de extraña era, no se ha equivocado mucho.


Y es que pilla y viene y se acerca, un poco sibilinamente al principio. Y comienza a decirles a Mami y Papi y a nuestros amigos que si a los bebés hay que hablarles así, que si asá, que no hay que malearlos y contaminarlos con la inmundicia humana, que si preservar la inocencia... Luego se ponía a cantar. Con la "A" y con la "E", decía. Con una canción que ella se inventó una vez que decía que había trabajado como enfermera con niños prematuros, decía. Qué tipa más rara. No nos dejaba conversar tranquilos, por mucho que insistiéramos.

¡¡Y encima quería cogerme en brazos!! ¡A mí! El remate ya. Ahí ya Mami tuvo que pararle los pies en seco, qué tipa más extraña, caramba. Qué incordio, y qué molesta que resultaba, cuando menos. Y eso que insistía e insistía en que ella, de pederasta, nada. Con esa tarjeta de presentación, como para quedarse tranquilos.

Menos mal que se fue al poco, con sus ideas raras, a otra parte. Hay que ver qué gente más rara hay por el mundo, ¿verdad? Lo bueno es que, por lo menos, a ésta la ves venir, con esas pintas. Pero ya se quedaron Mami y Papi con un poquillo de mal cuerpo. Menos mal, menos mal que ellos siempre están allí conmigo, para cuidarme y velar por mí. Cómo no los voy a querer.


Así que, ya sabéis, la próxima vez que se os acerque una tipa rara de éstas, le dais dos sopapos, así como el que no quiere la cosa, antes de que el susto vaya a más.

Anda que...

¡¡Muchos besos para todos vosotros que me leéis, que vosotros sí que sois majos!!

lunes, 14 de septiembre de 2009

¡Cuatro meses!

¡Hola guapos!

Ya estoy un lunes más con vosotros. Hoy, además de lunes, es el cumple de Mami, ¿sabéis? Que os cuente ella lo que le hemos regalado entre Papi y yo. Hoy también, yo cumplo 4 meses y 2 días, ea.

Mami ya casi no puede conmigo. ¡Y es que estoy así de grande porque como mucho! La tengo desfallecida a la pobre...

Como tanto que ya me llevo cualquier cosa a la boca. Dice Papi que si tuviera más dedos, más me metía. Jo, cómo es, es que no me deja experimentar nada, ¿eh?

A veces me dan el chupe para que juegue con él, pero aunque aquí me veáis con él, no me gusta especialmente. ¡Es que la tetina esa no sabe a nada! ¡Puaj!

A mí que me den algo con más substancia.

Esta semana se presenta interesante. Mañana tengo cita para la vacunación (¡glups!), y también cita con la pediatra. ¿Me dirá que como demasiado? ¿O que necesito más tipos nuevos de comida para seguir creciendo así de bien?

Ya os lo contaré. Besos.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Porte clásico

Hola a todos.

Aquí estoy otra vez para enseñaros algunas de las cienes y cienes de fotos que me hizo Auntie Frannie en el tiempo que pasamos juntos en Úbeda.

Hemos seleccionado estas dos, porque a la tita le gustaron mucho. Dice la tita que tengo un porte clásico, como en los cuadros renacentistas, así como rompiendo la cuarta pared y mirando al público.

Aquí estoy con la abuela Paquita, que no me deja ni a sol ni a sombra, y se me disputaban entre ella y la tita.

Y aquí estoy inmerso, propiamente, en el baño diario, con Papi y Mami. Y que sepáis que ya no quepo en ese barreño, ¿eh?

Yo es que soy muy curioso y me encantan las cámaras, así que ya, cada vez que veo una, me pongo a mirarla con mucho interés. Y luego dicen que lo que hago es posar. No sé, ¿qué pensáis vosotros?

Besos.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Auntie Frannie

¡Hola, guapetones!

Ya empieza Papi a tener menos tiempo para mi blog, con lo de haber vuelto de vacaciones y eso. Ya le he dicho que se organice mejor el tiempo, que se deje de tonterías y que se ponga las pilas conmigo, que vamos muy atrasados y todavía os tengo que poner al día de muchas cosas del verano. Si es que... vaya un Papi, cómo le gusta perder el tiempo...

Bueno, al lío. ¿Sabéis lo mejor de la vuelta del viaje de Lisboa, aparte del viaje en sí? ¡Pues que por fin conocí a la Auntie Frannie! Que la pobre venga a seguir todos los días el blog, desde Nashville, y todavía no había podido venir a España para conocernos. Pero por fin, y aprovechando las breves vacaciones y que pasaba unos días en España (luego se fue de pingo por ahí, pero eso es otra historia), coincidimos.

¡Estábamos así de contentos!

La Tita Paqui Loli / Auntie Frannie estaba como loca conmigo. No paró de hacerse fotos conmigo, y decía que me iba a llevar con ella de viaje. Pero, claro, a dónde voy yo sin la tetica de Mami, todavía... Pero no lo descartamos en un futuro, ¿eh?

Y encima me trae un montón de regalos, cada vez que puede. Incluso tengo cuentos y peluches guardados de cuando aún no había nacido, para que cuando sea un poquito más grande, pueda jugar con ellos. Un día os tengo que enseñar todos los juguetes que tengo ya, a ver si me acuerdo.

Una pena que pasáramos tan poco tiempo juntos, porque Auntie Frannie se iba luego de safari a África. ¡Es que es superviajera, y superinternacional! ¡Como yo! Así que ya mismo nos podremos ir juntos de aventuras. Si es que da gusto tener una tita así...

En fin, al menos nos quedan los recuerdos de ese par de semanas, donde nos dio tiempo a hacer un montón de cosas, que ya os contaré otro día.

¡Vuelve pronto, Auntie Frannie! ¡Que ya te echamos de menos!

Besos.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Lunes, otra vez

¡Hola a todos!

Solamente pasaba para saludar, y para desearos un muy buen comienzo de semana.

¡Ánimo! Y besotes para todos.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Baby Doom Jor

Ya está Papi otra vez con sus idas de perola raras... Está más loco...

Ahora me dice no sé qué de jugar a no sé cuál juego raro.


Con lo a gustico que estaba yo en mi hamaquita, y me viene ahora a dar el sonajero... ¡Pero bueno, Papi, dámelo ya! ¿O qué?

De verdad, Papi, que hay veces que no hay quien te entienda, ¿sabes?

Y es que encima te pones a cantarme unas canciones más raras...



En fin, a ver si se le pasa pronto. ¡Qué paciencia que tengo que tener con mi Papi!

¡Besos a todos!

jueves, 3 de septiembre de 2009

De viaje en Lisboa (IV): Vuelta a casa

Y, finalmente, se nos acabó la semana en Lisboa (qué rápido se nos pasó), y llegó el momento de volver al hogar, dulce hogar. Bueno, lo cierto es que a lo tonto llevábamos ya casi tres semanas fuera de casa, y echábamos de menos descansar tranquilamente un poco.

El sábado lo pasamos viajando. De Lisboa a Madrid, de Madrid a Málaga, y de Málaga a Granada. Prácticamente echamos el día entre aeropuertos. Aunque he de reconocer que no me enteré de mucho, la verdad.

Eh, mirad. ¿Qué es esto de aquí abajo? ¿A que parece una cuevecilla para animalicos? ¿Quién habría ahí dentro?

¡Eeeeehhh! ¡Pues claro! ¡No os asustéis! ¡Si soy yo! Es que a Mami se le ocurrió montar este chiringuito con su chaqueta porque de otra forma me resultaba muy difícl conciliar el sueño con todo el ajetreo que había en el aeropuerto de Lisboa.

Y tendréis que reconocer que, cuando pillo el sueñecico, soy un bendito. No estaré tan a gustito como en la cuna, pero esto, para un apuro, no está nada mal.

En fin, entre unas cosas y otras, conseguimos llegar sanos y salvos a Málaga sin incidentes destacables dentro del avión. De nuevo, todo el personal quedó maravillado por lo bien que me porté en los aterrizajes y en los despegues. Mi consejo para esos momentos es que os quedéis bien dormidos, o que agarréis una buena tetica que tengáis a mano.

Pero al llegar a Málaga, ¡oh, cielos! Algún tipo algo bestiajo en Madrid nos chafó mi carrito. ¡Hay que ser bruto! Me perdió un acople, y no podíamos terminar de unir las dos piezas del carrito. ¡Vaya un rollo! Y, claro, perdimos un montón de tiempo en Málaga porque tuvimos que ir a reclamar. ¡Que yo quería mi carrito!

Aquí está Papi con cara de circunstancias ante el mostrador de incidencias. No es para menos, llevábamos todo el día de viaje, llegamos a las 9 de la noche a Málaga, y encima se nos fue una hora con toda la tontería ésta.

Al final, conseguimos que, en el caso de que el carrito no se pudiera reparar, se nos reembolsase el coste de uno nuevo, o en su defecto, el coste de la reparación. Pero, claro, como estas cosas tardan un montón, y yo no podía estar siempre en brazos o en el BabyBjörn, Mami y Papi decidieron pasarme a la silleta, aunque aún fuera muy pequeño.

Claro, pasa lo que pasa, que por entonces era mucha silleta para tan poco Babyjor.

Afortunadamente, en un par de días me pudieron reparar el carrito (la devolución del importe está aún pendiente... hummm...). Y lo más importante, estábamos de vuelta en casa después de un fantástico viaje en el que nos lo pasamos requetebien. Y Mami y Papi, tan contentos conmigo, porque me han dicho que si me sigo portando igual de bien, me van a llevar a muchos más viajes.

¡¡Yupi!!

Besos a todos.