miércoles, 26 de agosto de 2009

Para protegerme del sol

¡Hola, amiguitos!

Ya estoy aquí para poneros al día, como os prometí, de lo que está dando de sí el verano.

Comenzaremos con los primeros días de Julio, cuando fuimos a Úbeda para ver la entrega de despachos del tito Migue, que se licencia como Guardia Civil. ¡Eso es un tito!

El único problema es que, como hacía tanto sol, y tengo los ojos tan claritos, me molestaba mucho. La solución: ¡Pues que Mami me compró unas gafas de sol! ¡Y tan chulo que estaba yo con ellas!

Mirad qué contento está Papi conmigo, mientras veíamos a los guardias civiles.

Y ahora, con mis gafitas, puedo dar paseos en el carrito sin preocuparme por los deslumbramientos, que son muy molestos.

No sólo eso. También puedo quedarme dormidito sin que nadie se dé cuenta. Ji, ji, ji.

Bueno, y para terminar, os dejo con un vídeo también.



Muy pronto, más resúmenes de mis aventuras. ¡Hasta entonces!

1 comentario:

  1. El babyHor mira por debajo de las gafas como hacia su padre de chico, que gracioso!! Viva el BabyHor!

    ResponderEliminar