domingo, 5 de julio de 2009

El Triunfo del biberón

En estos dos primeros meses, no he consentido tomar nada más allá de la teta de Mami (así he crecido tanto, seguro). Y es que Papi y Mami (sobre todo Mami) pensaban que si me iba bien con la teta, para qué me iba a pasar al biberón.

Incluso una vez, una noche que estaba especialmente lloroncete, intentaron probar el chupete conmigo. Craso error. ¿Pero qué se pensaban? Aquello ni sabía bien ni tenía "sustancia" ni nada de nada. Tardé 0.2 en escupirlo. Alucinados los dejé a Papi y a Mami.

Claro que también fue cosa de la sorpresa y de la primera impresión. En posteriores ocasiones me ha venido muy bien para calmarme. Pero sólo eso. Tanto Papi y Mami como yo sabemos que el "chupe" no tiene "ni chicha ni limoná", que está bien para un momento, pero que más allá de eso yo no le saco beneficio.

El siguiente objetivo de Papi y Mami fue probar qué tal me iba con el biberón. Más que nada, en previsión de los viajes largos que tengamos que hacer, y como sustitutivo de emergencia de la tetica de Mami cuando no pueda ser.

Pues tampoco me hizo mucha gracia la primera vez, la verdad. Y es que, claro, me dan el "bibe" con agua. ¿A quién se le ocurre? Que no sabe a nada... Yo quería algo rico.

Algo escaldados y sorprendidos de la experiencia, Papi y Mami volvieron a probar varios días después con algo menos insustancial. ¡Biberón de manzanilla! Esto ya es otra cosa. Teníais que haber visto la cara de alucinados de Papi y Mami cuando me jalé enterito todo un biberón de 100ml de manzanilla, de un tirón. ¡Qué rica! ¡Es que tenía mucha sed!

Y el temor de Papi y Mami de que luego diera de lado a la teta en pro del biberón estaba totalmente infundado. Quedó bien demostrado que el "bibe" puede ser una opción ideal para las emergencias. ¡Pero como la tetica de Mami, no hay nada! ¡¡Prueba superada!!

Y lo mejor de todo, es que ahora Papi también puede colaborar en mi alimentación.


¡Estamos más contentos!

3 comentarios:

  1. ji ji ji
    anda que no sabe na el BabyHor!

    ResponderEliminar
  2. Será galochoncillo...!!!Y la cara de locuelo del Jor?

    ResponderEliminar
  3. Para los peques son muchos cambios en muy poco tiempo, por eso no siempre es fácil lograr que se adapten al mismo ritmo. Les dejo un par de artículos interesantes con consejos para pasar del pecho al biberón y sobre qué hacer si no acepta el biberón. Saludos
    http://educacion.uncomo.com/articulo/como-pasar-del-pecho-al-biberon-4847.html
    http://educacion.uncomo.com/articulo/que-hacer-si-mi-bebe-no-quiere-el-biberon-4851.html

    ResponderEliminar