lunes, 29 de junio de 2009

El último lunes de junio

Esta semana se nos acaba el mes de junio, y eso quiere decir que ya estamos inmersos casi del todo en las vacaciones de verano.

¡¡Bien!!

¡Abrazos a todos!

viernes, 26 de junio de 2009

Me divierto con el balancín

Seguimos poniéndonos al día con los vídeos, y ahora Papi ha preparado uno muy especial donde me divierto con las hamaquitas.

¡Es que tienen unos muñequitos tan chulos! ¡No me había dado cuenta hasta ahora!

video

Y como véis, Papi me sigue educando a su manera en el ámbito musical. Si empezamos con Goldsmith en los primeros vídeos, ahora le ha dado por la tierna "Kindergarten Cop" de Randy Edelman. ¡Es que Papi en el fondo es un sensiblero!

Bueno, ahí os dejo. Besitos.

jueves, 25 de junio de 2009

El Gremlin, un mes después

Por petición popular, y dado que esta semana Papi no me ha podido tener el blog muy activo, aquí va un vídeo, continuación del de hace unos días, que me grabó Papi el pasado día 21.

Justo coincidiendo con la entrada del verano. Por eso estaba tan fresquito.

Y es que hay que ver lo rápido que estoy creciendo. Claro, con la teta tan rica que me da Mami...

video

Besotes a todos.

lunes, 22 de junio de 2009

Cualquier momento es bueno

Pues eso, otro lunes más, da igual que aún haya poca luz.

Cualquier momento es bueno para sonreir, aunque sea temprano, ¿no?

¡Ánimo, que las vacaciones están a la vuelta de la esquina!

sábado, 20 de junio de 2009

No sé por qué me llaman Gremlin

Como hace tiempo que no colocaba ningún vídeo, aquí va uno.

video

No es que sea nada trascendental, pero, ¿a qué entretiene? :-)

viernes, 19 de junio de 2009

Otro finde más en Úbeda

Bueno, pues pese a que no estaba originalmente planeado, tan sólo una semana después de mi primer finde en Úbeda, ya estaba otra vez allí, para delirio de abuelos y demás. Y es que el Abuelo Pedro estaba pachucho y teníamos que hacerle una visitica.

Así que, como no hay mal que por bien no venga, aquí os regalamos algunas fotos del pasado fin de semana.

Aquí estamos con la Abuela Paquita, que hacía tanto calor que nos tuvimos que poner como Tarzán en la selva...


Aquí estoy, en un receso, con la Abuela Petra.


Con el Bisabuelo Juan, que vino a visitarnos.


Y con la tita Inma, que quedamos para echar una sobremesa de domingo.


Pues eso, ahí quedó ese fin de semana. Encima era Corpus, pero de eso no tenemos fotos, se siente. Y el Abuelo, mucho mejor ya, gracias por preguntar.

Ale, hasta la próxima.

¡Un saludete del Babyjor a todos!

jueves, 18 de junio de 2009

Foto de familia

Aprovechando que la Auntie Frannie demanda más fotos y menos mandangas en el blog, aquí va una con la familia al completo.

Ya se nos quejaba la tita Carmen de Úbeda/Rus de que venga a poner muchas fotos del BabyJor, del Papi con el BabyJor, de la Mami con el BabyJor... Pero que aún no había ninguna con los tres.

Y es que claro, con esto de recibir pocas visitas y de no tener mucha práctica con las autofotos, pues como que resulta difícil ponernos los tres a la vez delante del objetivo.

Así que tuvo que ser precisamente la tita Carmen la que nos retratara en nuestra pasada visita a Úbeda. ¡Gracias, tita Carmen! ¡Y gracias, tito Paco Migue, por enviárnosla!

P.D.: ¿Mola la camiseta del Totoro? Se la regaló Mami a Papi por su Santo, para que la llevara en el próximo Festival de Música de Cine de Úbeda. Ahora Papi la usa para sacarme los gases después de comer...

miércoles, 17 de junio de 2009

La sabiduría viene en granitos dulces

Hoy, de nuevo, volvemos atrás en el tiempo hasta el día en que nací. Y hago esto porque tenía que contaros una anécdota muy curiosa que le ocurrió a Papi ese día.

Resulta que, a la mañana siguiente después de haber nacido, una vez que llegaron todos nuestros abuelos (bueno, los abuelos por parte de Mami llegaron por la noche, pero no me vieron hasta después de haber nacido) para conocerme, y después de haber descansado un poco y comenzar a familiarizarme con el nuevo mundo que se abría ante mí, decidieron irse a comer juntos.

Mami y yo nos tuvimos que quedar en el hospital, qué remedio. No importa tanto, porque como ya he contado otras veces, nos trataron muy bien allí. Y la comida estaba muy rica. La mía más, que era la tetica de Mami, pero bueno.

Así que todos los abuelos, junto con Papi, se fueron a un restaurante cercano al hospital para comer allí tranquilamente. Todo estuvo muy bien, el restaurante era ahora un buffet libre, podías comer de un montón de cosas ricas y todo lo que quisieras.

Papi estaba muy contento con su nuevo estado. Dice que aún no terminaba de creérselo, pero yo sé que estaba muy contento.

Y entonces ocurrió. A la hora del café, se encontró esta cita en el reverso del sobre del azúcar.

"Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo que tener un piano no lo vuelve pianista" (Michael Levine)

¿Qué? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo, eh? Pues imaginad cómo se quedó Papi ante tamaña coincidencia...

Qué cosas tiene la vida, ¿verdad?

Bueno, pues sabed que Papi lo está haciendo lo mejor que sabe y puede. Y por ahora, creo que no me puedo quejar.

martes, 16 de junio de 2009

Consejos para los Nuevos Papis

Un nuevo amigo, Federico el Sueco (viene recomendado por Auntie Frannie, así que no tiene más remedio que ser bueno), nos regala unos sabios consejos para los Papis y Mamis novatillos.

¡Qué gracia!

Menos mal que Papi y Mami eran nuevos en esto, pero con la suficiente cabeza como para no necesitarlos...

lunes, 15 de junio de 2009

Una Postal para BabyJor

Con apenas un mes de vida, ¡y ya recibo postales!

Mi querida Auntie Frannie, la más internacional del mundo mundial, a la que a puntito estuve de ir a visitar en Nueva York (aunque ahora también podría ir a verla a Nashville), estuvo hace un par de semanas en Israel, nada más y nada menos. En un congreso la mar de interesante. Y es que mi Auntie Frannie es súper importante y se mueve en los mejores círculos.

Y desde allí nos ha llegado hoy, a Papi, Mami y BabyJor, esta postal tan chuli.

¡Ole, qué ilusión! ¡Mi primera postal! ¡Y desde un sitio tan místico como Jerusalem!

¡¡Muchas gracias, Auntie Frannie!!

Ya queda muy poquito para vernos en persona. ¡¡Muchos besotes, aunque sean ciberbloguis!!

Para empezar bien la semana

Dicen que la felicidad //
es difícil de encontrar //
pero no es cierto.

Cada mañana al despertar //
solamente hay que decir //
que divertido es ser feliz ...

Pues ale, una sonrisilla para empezar bien el día y la semana.

Besotes.

viernes, 12 de junio de 2009

Mi primer finde en Úbeda

Hola a todos!!

Como recordaréis, tenía aún pendiente contaros cómo fue mi primer fin de semana en Úbeda. Como tenemos a gran parte de la familia allí, y a muchos les venía mal venir a vernos a casa (aparte del hecho de que las abuelas querían fardar de nieto con sus amistades y vecindades, y ésos sí que no iban a venir a casa a verme :-D), pues al final buscamos la ocasión propicia para darnos el viajecillo.

Escogimos ese finde en concreto para que yo ya estuviera lo suficientemente grandote como para aguantarlo bien, pero también para que aún fuera lo suficientemente pequeñín como para no estresarme mucho. ¡Porque fueron tres días de lo más intenso!

Eso sí, ¿recordáis que os dije que a principios de esa semana andaba algo estreñidete? Pues sería del traqueteo del viaje, o del bocadillo con pan integral de soja que se comió Mami el jueves, pero tengo que comunicaros que ese problema ya está sobradamente solucionado.

Aquí estamos en casa de la Abuela Petri, con las vecinas, la Bisabuela Teresa y demás familia que quiso acercarse tan panchas, y alucinando con el nieto.

Ole, el biznieto.

Y no me puse ni escrupuloso ni nada a la hora de bañarme. Hubiera delante la gente que hubiera... ¡Me porté superbien!

Eso sí, como el finde hizo algo más fresco de lo que esperábamos (¡llovió y todo!), tuvimos que improvisar sobre la marcha y hacernos con algunos conjuntos más abrigados. Aquí estamos con el tito Migue-Tocayo.

Otro día tenemos que dedicar un post a mi galería de modelitos...

Aquí estamos al día siguiente con la Tata Petri...


Y con los titos Carmen y Paco Migue (fijaos cómo ya le miro como si fuera una mala influencia para mí...) de Úbeda/Rus.

Y con la tita Carmen que vino otra vez desde Córdoba sólo para verme a mí :-)

De vuelta a Granada, nos pasamos por Mengíbar, para ver a gran parte de mi familia por parte de la Abuela Paquita. Aquí estamos, tan a gustito, con la tita Juanita, la tita Mari Loli, la Bisabuela Paca Dolores y la Abuela Paquita.


Fue un finde muy intenso, como ya decíamos, pero todos nos lo pasamos muy bien. Habrá que repetirlo y pronto.

miércoles, 10 de junio de 2009

Buscando una sonrisa

A petición de la Auntie Frannie, que decía que por qué no me ponían fotitos en el blog en las que sonriera, aquí va una demostración práctica de Papi de que, en realidad, no es tan fácil.


Bueno, no es tan fácil para Papi, que no da una con la cámara del teléfono móvil.


En realidad, yo regalo sonrisas a todo aquél que me las sabe pedir.


La gente dice que es un reflejo todavía, que no me río porque sí, sino de ver a la gente feliz a mi alrededor.


Lo que pasa es que Papi es muy torpe con la cámara, y nunca llega a tiempo para sacar la foto. Venga Papi, sabemos que puedes.


Si Anne Geddes lo hace, ¿por qué tú no?


¿No esperarás que me ponga un traje de floripondio, verdad?


Bueno, pues nada, cuando quieras, ¿eh?


Total, yo no tengo prisa alguna.


¿Quién me está trasteando el pañal, fuera de cámara?

¿Ves? ¿Ves como no era tan difícil? Dedicado a todos vosotros, porque así lo pedisteis.

Para la carcajada ya tendremos que esperar un poquito más. No me seáis impacientes.

lunes, 8 de junio de 2009

The Night of the Living Cólico

Ay, ay, ay... qué malico estoy...

Este finde ha sido total. Hemos conocido un montón de sitios nuevos, con un montón de gente nueva... Han sido muchas emociones, muy intensas y muy seguidas.

Y aunque las llevé bien en el momento, anoche al llegar a casa Papi, Mami y yo estabamos machacados.

Y no sé si será eso, o que se me juntó anoche con un poquito de cólico del lactante, que no hemos podido pegar ojo en toda la noche. Me dolía la barriguita, y ni la teta ni los brazos, ni acostándome boca arriba, ni acostándome boca abajo, conseguía aliviarme... Qué rollo es ponerse malito.

Por fin, gracias a las mágicas bolitas homeopáticas del Colikind que me dio Mami, y supongo que también por puro agotamiento, conseguimos conciliar el sueño un poquito cerca de las 6 de la mañana...

Hoy ya estamos mucho mejor, aunque seguimos un poquito zombis.

Ale, hasta otro día.

domingo, 7 de junio de 2009

De cumple con el Abuelo Alonso

¡Hola a todos!

¡Uff, madre mía, qué resacón traigo del fin de semana!

Bueno, un resacón en términos de un bebito como yo, claro está, que no vamos a empezar a liarla tan chiquititos.

Aunque antes de dar detalles sobre estos tres días, os tenía pendiente otra historia un poco anterior. Concretamente, de casi una semana después de nacer, que es el tiempo que nos vamos a llevar el Abuelo Alonso y yo con respecto a nuestros cumpleaños.

Se intentó, se intentó, pero al final no pude aguantar dentro de la barriguita de Mami hasta el 18, que es cuando el Abuelo Alonso cumple años. Qué le vamos a hacer.

Bueno, por lo menos ambos somos Tauro, y eso es lo que importa, ¿no?

En fin, el caso es que como yo era aún muy chiquitín como para meternos entre pecho y espalda un viaje de ida y vuelta a Úbeda, así, por las buenas, decidimos de mutuo acuerdo que, si Mahoma no venía a la montaña, sería la montaña la que viniese a Mahoma.

Así que los abuelos Alonso y Paquita se presentaron en casa para celebrar allí el cumpleaños. Los titos de Córdoba, Juan y Carmen, también estuvieron allí (¡gracias a la tita Carmen por las fotos!)

Incluso la tita Paqui Loli de NYC, Auntie Frannie, pudo estar, si bien no en presencia, sí en espíritu, gracias a los deliciosos manjares típicos de Granada que encargó como regalo de cumpleaños para el Abuelo Alonso.

¡Nos lo pasamos en grande! Y lo mejor es que, el año que viene, por estas mismas fechas, ya serán dos cumpleaños los que celebremos, uno tras otro, el mío y el del Abuelo. ¡Viva!

jueves, 4 de junio de 2009

Dormir, qué placer

Desde luego, no se puede decir que les esté dando muchas razones a Papi y Mami para que se quejen.

Salvo un par de incidentes intestinales recientes, no les estoy dando guerra apenas. Sólo les doy un toquecillo cuando tengo hambre o cuando toca darme un refrescón y cambiarme el pañalín.

El resto del tiempo lo paso durmiendo, tan ricamente. Así no es de extrañar que Papi y Mami me vean cada vez más grandote.


Ahora mismo me duermo en cualquier lado.

En la minicuna, en el salón.

Acurrucado junto a Mami, en la cama.

En brazos.

En cualquier sitio, a cualquier hora, siempre es bueno echar una siesta.


¡Eh! ¿Qué os he dicho? ¡Que me gusta dormir!

Bueno, y ahora mismo duermo por las noches en mi cunita, pero junto a Papi y Mami, en su dormitorio. Pero para cuando sea un poco mayor, Papi y Mami ya me tienen preparado el cuarto, con la cunita, los armaritos... todo acondicionado para un bebé como yo.

Pero de mi cuarto ya hablaremos otro día.

martes, 2 de junio de 2009

Mi primer día en el Hospi

Estaba pensando que estoy avanzando mucho en mi historia, cuando me he dejado algunos momentos del principio a un lado. Así que vamos a echar marcha atrás un poquito, para situarnos en mi primer día de vida fuera de la barriguita de Mami.

Al final, como ya sabéis, nos pilló el momento de visita en casa de los titos Juan y Carmen, en Córdoba. Pero no hubo problema, porque así teníamos enchufe en el Reina Sofía, jijiji.

video

Aquí tenéis un pequeño vídeo que ha montado Papi esta mañana en un rato, donde se nos ve a Mami y a mí, aproximadamente una media hora después de que me diera a luz. Como veis, estamos los dos bastante bien (para lo que es un parto).

Y es que tenemos que dar gracias de que todo fuera muy bien en el momento, que la matrona fuera súper amable y súper atenta con Mami y que nos ayudara a ambos a que yo diera mi primer pasito fuera de Mami.

Papi estuvo atento en todo momento, y se lo pasó realmente bien. A lo único a lo que no se atrevió fue a cortar el cordón umbilical, aduciendo que "él no era quién para romper un vínculo tan fuerte entre una madre y su hijo". Las cosas de Papi...

Ese primer día y el siguiente lo pasamos en el Hospi, muy bien cuidados y atendiendo un montón de visitas. Estábamos cansados, pero también muy contentos. Y allí estaban también nuestros abuelitos para alborozo de todos.

La verdad es que como todo era nuevo para mí, cada cosa que me pasaba era toda una sorpresa. Algunas me las tomaba mejor, y otras peor. Como la primera vez que me tuvieron que cambiar el pañal, que me asusté porque era todo eso que me salía del culete...

En fin, aquí os dejo más fotitos de ese día en el Hospi.



Como iba diciendo, todo fue tan bien, que al día siguiente de haber nacido los amables médicos nos dijeron que ya nos podíamos ir a casa. ¡Mi aventura continuaba!